Pelicula de adolescentes que representa una alegoría sobre la democracia y una insinuación velada al abstencionismo…

La verdad es que es una representación muy clara sobre la democracia aunque niega el hecho de que no jugar es también una opción, no jugar es un voto negativo, por tanto todo el que no vota esta al mismo tiempo dejando ganar al que vota por conseguir las consecuencias más nefastas. El abstencionismo es una falacia. Solo promueve el continuismo. Y la democracia directa es peligrosa.

El problema es que mucha gente en el mundo tiene que probar las cosas antes de saber qué ocurre debido que no tienen capacidad de empatía. Solo por probar a ver que pasa ocurren cosas como meter en Eurovisión al Chikilicuatre.

Como siempre digo, la tecnocracia democrática es la única posibilidad de mejora por ahora. Hasta que la gente sepa estas en el sitio que le corresponde y no meterse a astronauta siendo verdulero. Una tecnocracia con botón de stop.

Tenemos que empezar a tratar a los países como si fuesen empresas tipo Apple, con sus keynotes y demás. No como el coliseo romano de la tortura y los toros…

Pensándolo bien esta película también es una crítica al liberalismo, que no es más que democracia nazi en plan radical de hacer cualquier cosa sin límites…

Patrocinadores

Comenta en...


Necesitarás 1€ para reemplazar éste anuncio en ésta página