Creo que las personas somos lo que hacemos, no lo que decimos que somos. Por eso he dejado de etiquetarme en una profesión. Disfruto solucionando problemas que otras personas son incapaces.

Con 37 años he sobrevivido al autismo y sus obsesiones-propiedades; la superdotación intelectual y sus problemas; la homosexualidad, el cristianismo y los enfermos mentales que éste está creando; la islamofobia sin ser árabe, ni musulmán; la anastimafilia y la hirsutofilia; el maltrato psicológico en la pareja, a drogadictos y alcohólicos; la depresión suicida; la ausencia total de dinero; las equivocaciones más grandes cerrando negocios perfectamente funcionales y con futuro debido a las anteriores causas; la pobreza voluntaria y la vida bohemia; la riqueza, fama y política de forma colateral-secundaria también. Últimamente a la persecución, el acoso y amenazas continuadas. La gente ya no sabe a quién culpar de sus errores. Si pudiese elegir ser desconocido y pobre lo haría pero no se puede tener todo… Necesito libertad de movimiento para poder desarrollarme sentimentalmente. Es cuestión de tiempo, no suerte.

Lo único que hay que tener claro en la vida es que no se puede tener todo porque cada propiedad tiene consecuencias secundarias obligatorias. Las cuales no puedes elegir, solo aceptarlas o abandonar esa estrategia. No puedes ser rico y famoso pero que la gente no se meta en tu vida, no puedes. Famoso y anónimo, no. Tampoco puedes hacer que la gente deje de ser quien es, cambia tú o busca otra persona.

He vivido desde pequeño en múltiples lugares de España, tanto así que me llegaron a llamar Willy Fog en el colegio… Mi último destino fue Sevilla, también sobreviví a Sevilla… Es una ciudad que también hay que sobrevivirla. Ahora vivo otra vez en La Línea de la Concepción. Aquí tenemos casi 100 nacionalidades juntas. Y no, no soy árabe. Mi “linaje” es medio español, medio escocés.

He programado linea a linea redes sociales gays enteras con audio, video, chat, blogs y demás… Servidores, programación, bases de datos, diseño, etc. Yo solo, sin ayuda, inversión, ni software libre, hasta ser viables… Hice el timeline antes que Zuckerberg y el único metabuscador gay. En esta nueva era de los móviles decidí cambiar de camino por un año. Revisar pornografía todos los días no es muy sano para la sexualidad. No pienso programar todo eso por cada plataforma existente y encima pagar tanto por poder distribuir una aplicación… Ah, lo olvidé, también he sobrevivido al síndrome del trabajador quemado debido a que los servicios web funcionan ininterrumpidamente las 24 horas del día… Para esto necesité años de “vacaciones”… Empezar a oír voces esquizofrénicas no es nada divertido. Tampoco que te insulten y te digan que si no puedes hacer las cosas gratis no las hagas…

Es lógico que me interese tanto la moral, la política, la sociedad y sus consecuencias… La independencia personal, la libertad y la autoayuda. Voté el Partido Popular de Aznar, era joven y estaba creando una empresa, fui muy ingenuo, creía en “lo correcto” y me equivoqué. He militado en las Juventudes Socialistas de España y en ese poco tiempo fui capaz de ver corrupción interna. He sido candidato en elecciones locales por el Partido Socialista de Andalucía. También he sido interventor del Partido Andalucista. Recientemente he formulado una pregunta al parlamento andaluz mediante el sistema de participación ciudadana de Podemos Andalucía. Incluso he sido anarquista individualista, todo hay que estudiarlo. Creo en la libertad total y colectiva, por ello no puedo tolerar a los liberales. Actualmente me considero tecnócrata. No se debe favorecer a una minoría burguesa y capitalista frente a una mayoría empobrecida. Ni a una mayoría democrática frente a una minoría social discriminada porque se convierte en la dictadura del proletariado y nazismo. No puede tolerarse el crimen porque sea algo popular y populista. Podría decirse que soy un capitalista-intelectual comunista hasta que la ciencia demuestre lo contrario. Soy antiabrahámico, antifanático y antibullying. El adoctrinamiento contraeducativo es un crimen de lesa humanidad. No me gustan las banderas, ni el fútbol, ni el “biba er betis manque pierda”. Osea el chovinismo. La razón no se puede tener a la fuerza, la realidad seguirá siendo como es…

He aprendido en este tiempo la lección más importante, en un negocio lo único que importa es la publicidad, es lo único y más importante. El resto de cosas son secundarias. La idea no vale nada. La forma de implementarla solo afecta al futuro, al presente lo que afecta es la publicidad. Sólo la publicidad que obtengas en ese momento. La idea solo puede limitar la gente a la que hacerle publicidad.

Puedes ponerte en contacto conmigo en el tono que estimes oportuno. Ya sea para temas profesionales o personales, estoy soltero.