Debido al recrudecimiento y adquisición de fondos por parte de las asociaciones proLGTBfobia mayormente guiadas por colectivos en hago un llamamiento por la unidad de las minorías.

anuncio 930×180
Necesitarás 1€ para reemplazar éste anuncio en ésta página

He hecho un articulo mostrando los principales grupos de presión cristianos y “no cristianos” de España. Además de un resumen en muy general de las cosas que han pasado en este país. Con gente incluso pidiendo un de GLBT. Muchos de esos casos están reportados o incluso denunciados pero el problema es un problema educativo y eso pretendo clarificar en esta carta. Creo que realmente debería existir un lobby, el cual no existe, para defender los derechos de las minorías. Se podría decir que un lobby es un grupo de presión y el grupo de presión debe ser mayor apoyando los que el y la imposición cristiana de estilos de vida. Para que una asociación se convierta en un lobby debe ejercer presión hacia un lado, no solo pedir su espacio . Hay que empujar a la teocracia cristiana hasta el .

Hay un problema incipiente de en todas y cada una de las redes sociales de Internet. Existe un desnivel brutal entre lo que se censura por motivos sexuales, religiosos y homosexuales. Me ha pasado el caso en el que me han borrado contenidos por salir sin camisa, como a tantos otros, mientras que insultos y amenazas homófobas no han sido borradas por ser “comentarios de opinión religiosa”. Tomando como aceptable el odio como una forma de “libre expresión”. El derecho a la agresión verbal no existe.

Esto es algo que ocurre en la calle, ocurre en los colegios, ocurre en los institutos, ocurre en los foros de Internet y en las redes sociales. Los homófobos dan por hecho que es normal el insultar a GLBT y no ven como un insulto el maltratar psicológicamente a GLBT porque lo ven como algo inofensivo. Usar terminología sexista no es describir la realidad, es decir que ser femenino es algo malo. Es homofobia. Todos somos negros y todos somos del sexo contrario. Como GLBT tenemos la responsabilidad de “denormalizar” la homofobia y convertirla lo que es, una agresión. Por tanto tenemos que normalizar la lucha contra estos insultos, no asumirlos como algo tolerable. Al mismo tiempo tenemos que realizar dos tareas adicionales: no aparecer como victimistas y no invisibilizar estos ataques.

Yo soy partidario de la censura en cuanto a que es intolerable ir difundiendo mensajes de cristiano, de apología del genocidio de GLBT y de toda esa clase de incitaciones al odio, la persecución y la agresión verbal o física. Son ilegales y tienen pena de cárcel. Hay un problema, si nos volvemos eficientes con la censura, los incultos homófobos negacionistas que dicen que la homofobia no existe, tendrán razón, para ellos y para otra gente no existirá. Volveríamos al mundo de la de los años en blanco y negro por lo que con el tiempo volvería a resurgir esa discriminación. Así que lo que tenemos que hacer como colectivo no es censurar todo sino educar a las personas para que se autocensuren ellas solas. Todos sabemos que los casos graves de homofobia en realidad son de . Así que como colectivo debemos incitar a la y la penas de terapia para la egodistónica. Justo y exactamente lo contrario a lo que están pidiendo ellos.

Para llevar a cabo esto necesitamos hacer lo mismo que hacen ellos. Intentar impedir que usen dinero público para financiar acciones de odio tanto hacia GLBT como mujeres con la propaganda provida. Al igual que es ilegal subvencionar a colectivos taurinos. Tenemos que pasar de defendernos cuando nos atacan a empezar a atacar a los criminales que violan los derechos humanos impunemente. Y al mismo tiempo no debemos caer en los prejuicios de criminalizar a todos los cristianos. Los criminales son criminales y tenemos que denunciar el , no la puesto que las ideologías pueden interpretarse de diversas formas y pueden modificarse para cumplir con los derechos humanos y el laicismo. Son criminales, no cristianos.

Educación

Y llegamos al siguiente punto, la educación. Tenemos que educar a todos los homófobos porque todos los homófobos son homosexuales reprimidos. Tenemos que ayudarles a aceptar su sexualidad. Poniendo de manifiesto que la sexualidad no es un estilo de vida y que por tanto se puede tener una sexualidad con el estilo de vida que se desee. Si un cura debe ser célibe puede ser perfectamente un homosexual célibe. Incluso podemos crear un concepto exclusivo de homosexual que vive una vida heterosexual cristiana. No los mal llamados “exgay” sino algo tipo “heterosexualidad emulada”. No ya es solo educar a los chavales en los institutos. Tenemos que educar también a los “influencers” como decía aquella campaña publicitaria sobre la enseñanza. Tenemos que educar a los educadores, a los políticos, a los religiosos, a los periodistas, a los psicólogos, a los médicos, a todos. Si hace falta enseñarle los genitales ambiguos a un cura para que lo entienda, pues se hace, porque esta gente es tremendamente inculta y la ideología binaria que difunde la iglesia está muy arraigada en sus mentes.

Llamar a las cosas por su nombre: No es “”, es homosexualidad. No es la AMS de Atracción por el Mismo Sexo, es homosexualidad. Incluso deberíamos cambiar la palabra lesbianismo, por aunque sigue siendo homosexualidad. Al igual que la palabra identifica a y mujeres. Esto no es un comportamiento “desviado” como pretende insinuar la iglesia, sino una forma de nacer, de ser, de existir no relacionada con el comportamiento sino con los sentimientos y la de la persona. No es un comportamiento, es un sentimiento. El comportamiento es semiopcional, el sentimiento no es opcional. No se trata de la “”, se trata de la realidad de la fluidez del género en la naturaleza del mundo real y la evolución natural humana. La naturaleza que sigue evolucionando y no debe ser frenada. Se trata de la ideología binaria cristiana que se intentan imponer por la fuerza intentando negar la realidad. Debemos erradicar todo ese lenguaje retorcido y manipulador que está instaurando la iglesia en la sociedad.

Tenemos que hablar de Derechos Humanos. No de pedir derechos, derechos nuevos o limitar los derechos de otro. Hay que dejar claro que no se pide nada, ni se usurpa nada, ni se limita nada sino que se hace respetar algo que ya se tenía por el simple hecho de ser humanos. Es el derecho humano a la libertad de religión y estar en contra de ella es un acto de . Hay que jugar inteligentemente con eso, no hay que impedir que los cristianos ejerzan su derecho a la religión sino que los que no son cristianos tengan su libertad de religión o ateísmo, respetados. Si como homosexual cristiano quieres no tener sexo, no lo tengas, estas en tu derecho. Lo que no puedes es ir haciendo apología de la homofobia y limitar los derechos de otros. Eso es un crimen.

Es justo lo mismo que pasa con los transexuales. Lo más lógico es no hacer ningún tipo de cirugía hasta que sean mayores de edad porque el concepto de transexualidad es equivocado, el concepto científico y real es la y el . Las personas tienen el derecho humano de decidir qué hacer con sus cuerpos. Y por tanto ellos y solo ellos son los que deben, con meditación, terapia y apoyo de otros de su colectivo, decidir qué hacer con sus propios cuerpos. Si eliminamos la “intersexofobia” probablemente dejen de odiar sus cuerpos no binarios. Igualmente si odian su cuerpo o sus genitales y los desean cambiar, están en todo su derecho como lo está alguien que quiera hacer dieta o el que quiera hacerse cualquier tipo de modificación “estética”. Su cuerpo, su decisión. Exactamente el mismo problema del aborto, el feto no está vivo en el momento del aborto, al menos no mas vivo que un órgano del propio cuerpo y por tanto abortar es un derecho humano. Todo esto hay que enseñarlo porque la gente no lo sabe.

Federación de asociaciones

Puesto que el cuerpo humano es intersexual aunque disponga de múltiples representaciones en cuanto a genitales, no existe ningún motivo por el que las asociaciones de GLBTI no se añadan en la lucha de colectivos feministas, proabortistas, familiares y demás minorías. Sus derechos son nuestros y los nuestros son suyos. Así que la principal función de las asociaciones frente al recrudecimiento de los movimientos populistas y teócratas cristianos es luchar a favor de los derechos humanos y las libertades tanto individuales como colectivas. Básicamente todas las asociaciones tienen que hacer un bloque en contra de las asociaciones que están ideadas para violar los derechos humanos, sean cristianas, se hagan pasar por científicas mintiendo, por ateas, nazis o cualquier otra excusa. El problema de la siempre ha sido ser demasiado tolerante con respecto al comportamiento de los demás, dando pie al crecimiento de los populismos de derechas. La única forma de ser libres es siendo intolerantes con la intolerancia. Por otra parte no debemos convertir esto en una cacería de brujas ideológica. Tenemos que ser más inteligentes y crear dos bandos nuevos: el bando de los criminales y el bando de los morales no criminales. Hay que llamar a las cosas como lo que son, un crimen. No se trata de o izquierda, cristianos o laicos. Se trata de criminales. El bando de los “no criminales” es mucho mayor que el bando de los criminales y debe tener fuerza suficiente para que su populismo no enaltezca esos comportamientos intolerables. Como puede ser el racismo, la y la que están creciendo a pasos agigantados y que podrían terminar en otra . Básicamente todos debemos en bloque defender los derechos humanos, todos.

No debemos permitir que los ideólogos estratégicos vaticanos “romanos” vuelvan a hacer su estrategia del “divide y vencerás” creando dos bandos mientras apoyan a los dos bandos para que se destruyan entre ellos y sacar tajada para cristianizar la humanidad otra vez más… El problema no es el o el , son los criminales. Si nos unimos en contra del crimen, las estrategias oscuras de cualquier bando serán inútiles.

Por otra parte no debemos convertir esto en otro bipartidismo de partido de fútbol “nosotros contra ellos”. No debe ser gente que apoya los derechos humanos contra gente que no los apoya o no están de acuerdo porque son unos ignorantes. La lucha es contra la ignorancia, no las personas. Contra el crimen, no el criminal. No tenemos que castigar a los homófobos por odiarse a sí mismos. Tenemos que conseguir que los GLBT no se lleguen a odiar a sí mismos para que así no se conviertan en homófobos. Para esto es fundamental la normalización, como ya sabemos. Tenemos que invalidar las posturas radicales con posiciones que las rompen. En vez de mostrar a transexuales, hay que mostrar a intersexuales, personas que son felices siendo ambiguas de género y de sexualidad. Es el tiempo de los bisexuales y de los intersexuales. Es el tiempo de las parejas no monógamas, de las relaciones polígamas. Es el tiempo de todo aquello que más odia y teme la iglesia. La libertad de poder vivir como uno quiera vivir y no como la iglesia quiere que vivas para ganar más dinero. Aunque tenemos que tener cuidado porque los que más hijos están teniendo son ellos, los monógamos religiosos en contra del preservativo y eso puede condenar a la sociedad al radicalismo. Para ello podemos crear el concepto de , no , puesto que la es un estilo de vida, no una realidad humana natural. Todo esto que estoy diciendo no son invenciones, ni tonterías. Todo esto tiene fundamentos sólidos y científicos. Los cuales hay que enseñar y educar positivamente hacia todos los colectivos. Esta todo en Internet: La ciencia del género, La monogamia no es natural, el cerebro homosexual

La Biblia

Intentar razonar con irracionales es tontería por lo que también debemos convertirnos en expertos sobre religión y comportamientos sexualizados primitivos. Tenemos que saber más de religión que los propios religiosos. Y utilizar sus propia religión para validar la realidad. Si no son capaces de entender que diciendo que la homosexualidad es un comportamiento y se puede cambiar están diciendo al mismo tiempo que todos somos bisexuales y pidiendo negar una parte de nuestra sexualidad es tontería discutir en el terreno racional. Por lo que hay que combatir en el terreno emocional. Se ha demostrado que esta gente responde o “comprende” mejor mensajes emocionales como, por ejemplo, ver niños sufriendo acoso. Los chuches de Rajoy. Y si necesitan citas bíblicas, también tenemos:

tumblr_l82xfzR0Dt1qaoacbo1_1280_zpseemkeerh

Objetivos

Cualquier tipo de acoso es intolerable por lo que deberíamos defender que no haya impunidad en contra al bullying en los colegios, el bullying en las iglesias, el bullying en los partidos políticos porque si normalizamos el bullying lo que estamos haciendo es radicalizar a la población. Si nos centramos en el lenguaje, las acciones físicas como son las agresiones, se harán impensables. Y por tanto debemos combatir verbalmente y con educación a todos los que agredan verbalmente a cualquier minoría por cualquier motivo. No podemos caer en la hipocresía de poder insultar a los cristianos con pero no a los GLBT porque entonces eso crea como en el tema de la violencia de género (la cual debería llamarse violencia sexual) una radicalización de los polos, bipolarización de bandos. Creando “los buenos” y “los malos” los cuales son un concepto cristiano, no una realidad. No solo es culpable el que insulta, también es el culpable el que educa en el insulto, el que permite el insulto, el que promueve el insulto y el que se deja insultar…

Al igual que el vaticano debería, de una vez por todas, firmar los derechos humanos. Nosotros como colectivo deberíamos crear un sello de aceptación para personas, partidos o colectivos que promuevan los comportamientos tolerantes. Y al mismo tiempo hacer una lista negra de colectivos que no los respetan. Como ya he dicho para esas personas o colectivos habría que ofrecer orientación científica gratuita sobre la realidad de los GLBT y al mismo tiempo educación en derechos humanos. Y si se trata de casos graves, la debería castigarlos con cursos de reeducación psicológica de aceptación de la homosexualidad egodistónica. Seminarios de reorientación sexual hacia la homosexualidad. Y tratarlos como lo que son, homosexuales que necesitan tratamiento porque intentan destruirse a sí mismos y a los demás. Si nos dedicamos a castigar y reprimir de forma agresiva. A repudiar y destruir a otros colectivos no vamos a conseguir que entren dentro de nuestro colectivo. El objetivo es conseguir que todos estén con nosotros. No que una gran parte este con nosotros y una pequeña contra nosotros, sino que todos estén a favor de nosotros. Que formen parte del mundo real. Tenemos que ser igual a los testigos de jehová pero en versión GLBT.

Básicamente convertirnos en una máquina de educadores en empatía hacia las minorías. Lo único que no podemos hacer es ayudar a los pedófilos porque nos convertiría en lo que ellos proyectan sobre nosotros. Por supuesto tampoco podemos apoyar a ningún colectivo que viole la libertad de otro. También hay que educar en ese sentido, la violación no es moral porque está limitando la libertad y los derechos humanos de otros. Normalmente esta gente como no tiene un concepto claro o definido de moral, no sabe cuales son las cosas que están bien o mal y mezclan todos los conceptos como homosexualidad, bestialismo o pedofilia así como dicen que “vamos a destruir el matrimonio y el mundo” porque permitir algo que no sea hetero monógamo para ellos es el cataclismo ultra radical ya que sus mentes son radicales. Lo que no entienden, es que no es su decisión. Y todas esas cosas son independientes por sí mismas.

Yo personalmente aparte de gay soy autista, feo y tengo rasgos árabes aunque no lo sea. Se me ha discriminado más por el autismo o mi físico que por gay. Vamos que me insultan a diario porque “no tengo derecho a hablar como hablo” aunque tenga razón y no sepan decirme porque no la tengo más allá de la falacia “es que estás loco”. Y este es el mejor momento para decirlo puesto que este último párrafo es un caso claro de prejuicio sobre lo que estoy diciendo y lo que los demás creen o quieren que yo esté diciendo. La libertad y la igualdad están por encima de cualquier otra apreciación. Así que al ser una carta abierta creo que sería bueno por mi parte dar pie a que reescribas este texto y entres en un debate sobre cómo actuar frente a la homofobia en las redes sociales y la sociedad. Te invito a publicar, distribuir y sintetizar esta carta.

Muchas gracias por tu tiempo,

Iván de la Jara, lobally.com.

Recibe Gratis los próximos artículos

Comenta en...

Patrocinadores