Creo que la definición más fácil de entender para el problema mental de caer en la continua falacia de los pensadores binarios es utilizar la palabra bipolar.

He utilizado múltiples formas de describir este problema pero creo que la gente normal puede entender mejor la palabra bipolar a la hora de entender cual es el problema mental por el que “todo lo mío es lo mejor y lo tuyo una mierda” que arrasa en nuestras sociedades abrahámicas binarias… esa forma de pensar absolutista por la que “yo soy dios y tu debes entonces ser el demonio”. Hay una palabra que se utiliza en política y es el chovinismo pero este tipo de comportamiento no está asociado solo al país. Es una forma de pensar absolutista y totalmente egoísta forzada por el cristianismo en la sociedad. Los cristianos que son conservadores a su vez son racistas y xenófobos. Si su raza es la mejor por tanto las otras razas son las peores. Si su país es el mejor, otros países los peores. Su país, raza, genitales o sexualidad no pueden ser los mejores sin que las de los demás sean las peores porque su mente está partida en dos. No son capaces de ver que su país es el mejor para unas cosas y otro país es mejor par otras cosas así como la sexualidad o su físico. Además de que no son capaces de entender la tercera opción, un catalán que sea español, un hombre que sea mujer o un hombre que sea homosexual. Pueden llegar a creer que el fascismo esa una opción válida pero que una dictadura teocrata musulmana no lo es cuando realmente son exactamente lo mismo. En cambio una la repudian con todo su ser y la otra la adoran, básicamente porque son exactamente lo mismo.

Esto crea una atracción viciosa. El homosexual reprimido es homófobo y el homófobo es homosexual reprimido. El racista desea tener sexo con otras razas. El que repudia el sexo, tener sexo. Por eso siempre saltan escándalos de este tipo. El motivo de esto es que el mundo no es solo en blanco y negro sino que además de esos grises, el propio blanco y negro se invierte con frecuencia. Lo que parecía malo, es bueno, lo que parecía bueno, es malo. En todo momento y en un ciclo sin fin de resultados en cadena que no paran de bailar de un lado a otro hasta que se neutralizan a sí mismos y desaparecen… Esto significa que cuanto más quieras ayudar, mayor será el daño que hagas… Por eso el camino es el socialismo, no el comunismo absoluto, ni el liberalismo. Cuando lo que has creado se convierte en el mal, tiene que haber posibilidad de escapar a lo que está bien.

Este comportamiento está directamente relacionado con la religiosidad, con la radicalización de la realidad que impulsan las religiones abrahámicas. En cambio es inversamente proporcional a los dharma. Por eso en India o Japón no hay asesinatos. Japón e India tienen “cosas malas”, osea cosas que no nos gustan, pero eso no implica que no podamos aprender de esas cosas que nos mejoran como especie. El conservadurismo solo lleva a un lugar y es a la guerra mundial. No hay otra posible solución a la idea de intentar permanecer de forma estática y antinatural en el tiempo. No se puede obligar a la gente a no conocerse, a no mezclarse, a no moverse, a no viajar, a no cambiar…

Dicotomías

Vivir en una dicotomía conceptual continua imposibilita la realidad del lenguaje, las palabras no existen. Una idea así se hace imposible de interpretar. Pensar que todas, absolutamente todas las palabras están equivocadas y al mismo tiempo acertadas de forma absoluta puede parecer ridículo para alguien que vive en blanco y negro en vez de entre grises morales y conceptuales… De hecho cuando pensé en escribir este texto me imaginaba a mi mismo contestando a todas las preguntas exclusivamente con “si” o “no”. Mientras imaginaba situaciones en las que contestar de esta forma, en una tertulia política por ejemplo, ocurrió una cosa… Llegué a la conclusión en la que era posible utilizar este método y no equivocarse nunca, ser el mejor candidato de la historia de la política. Hacer pensar a la gente y tener siempre la razón. Siempre sería una mala interpretación de mis palabras la excusa que podría utilizar para los desajustes con la realidad. Básicamente tendría la razón. Respondiese lo que respondiese, incluso equivocándome, tendría la razón. Es como cuando una pitonisa te echa las cartas, al final, con el tiempo siempre va a acertar en lo que te diga… Incluso en decirte que te va a tocar la lotería. Quizá ese sea el motivo por el que los absolutistas terminan siempre encontrado una excusa para seguir en su mundo perfecto en el que ellos siempre tiene la razón de todo. Tan solo tienen que esperar para llevarla.

El problema exacto es saltar a conclusiones precipitadas. No es solo que lo que me gusta entonces ya es lo mejor del mundo sino que lo que no me gusta es una mierda aunque no lo sea y no tenga excusa alguna…  Últimamente se ha demostrado que este tipo de relación entre izquierda y derecha, conservadores y progresistas está relacionada con que parte del cerebro domina a la persona. Si te dominan las emociones serás creyente, nacionalista, conservador… Si te domina la razón entonces serás progresista, socialista y empático. Todo lo contrario a la típica propaganda del miedo a la inteligencia, las personas inteligentes son las que menos conflictos suelen tener y menos cuernos ponen en sus relaciones. El motivo es simple, para que no te cojan, no lo hagas. No seas tonto. Quién pone cuernos se deja llevar por las emociones, no por la razón. No piensa en las consecuencias de lo que está haciendo. Solo hace lo que siente en ese momento. Otra variable que puede influir en esto es el calor, en las zonas frías suele haber más conservadores. En los lugares de playa suelen ser más progresistas. Si lees algún tipo de estudio sobre esto llamaran a esas personas liberales, pero un liberal político es un conservador y un retrógrado, no es un progresista, socialista, a favor de la mezcla de razas y la tolerancia de otras orientaciones sexuales… Una persona consumida por el miedo probablemente tiene un arma en su casa, como muchos conservadores.

Hombre o mujer, gay o hetero, comunista o “demócrata”, PP o PSOE. La mayoría de la gente que utiliza este tipo de pensamiento suele ser conservadora por lo que solo ve las típicas dos opciones que ellos conocen. Cristianismo o islam, franquismo o comunismo, España o nada, toros o nada, fútbol o nada… Por suerte el mundo del deporte se ha diversificado por el propio comercialismo y ya son personas que no ven solo vivir o muerte, paz o guerra… Matar o morir.

En mi libro explico la tercera opción, pero no sólo hay tres. Hay millones. Hay dos formas de conseguir esto, una es simplificando el idioma y otra es haciéndolo más rico. Supongo que se pueden hacer las dos a la vez. Por ejemplo, tecnocomunista. Incluso se puede ir más allá tecnocomunista colectivista comercial anticapitalista.

Patrocinadores

Comenta en...


Necesitarás 1€ para reemplazar éste anuncio en ésta página